Publicidad

Todos deseamos intensamente el fin de semana

¿Crees que vives esperándolo? Mira cuánto lo necesitan ellos…

 

No hay duda de que todos amamos los fines de semana. Con frecuencia, los viernes antes del mediodía, uno siente que el fin de semana está demasiado lejos. Claramente no podemos leer la mente de los personajes de Disney (¡qué bueno sería!); pero si pudiéramos, creemos que estarían contando las horas para el fin de semana.

 

Disney-Characters_Weekend_-WhiteRabbit

La casa está arruinada. Y es demasiado tarde para una cita. Será mejor que llegue ya el fin de semana.

 

Disney-Characters_Weekend_Iago-

Pasa los días hábiles trabajando para Yafar. ¿Hace falta agregar algo más?

 

Disney-Characters_Weekend_-Nakoma

Nakoma tiene que guardar un gran secreto. Los fines de semana este objetivo es mucho más sencillo. Menos estrés.

 

Disney-Characters_Weekend_-Rolly

Rolly quiere comida. Los fines de semana son geniales para eso. Hay mucho tiempo para almorzar.

 

Disney-Characters_Weekend_-Oliver

Andar allá fuera, solo, puede dar mucho miedo. El fin de semana estarás entre amigos.

 

Disney-Characters_Weekend_-Cinderella

Limpiar los pisos. Lavar la ropa. Lavar los platos… ¡Resiste, Cenicienta! El sábado está cerca.

 

Disney-Characters_Weekend_-Maximus

Su cara lo dice todo: “Esto nunca me habría pasado un domingo por la mañana durante una caminata de puro ocio.”

 

Disney-Characters_Weekend_-Tiana

¿Te convertiste en sapo? Necesitas el fin de semana para procesar una noticia como esa.

 

Disney-Characters_Weekend_-Tantor

Tantor es un elefante con un poco de fobia a los gérmenes… y que vive rodeado de gorilas. No te rindas, amigo…

 

Disney-Characters_Weekend_-Flounder

Un tiburón se acerca sigilosamente a ti. Pero seguramente el fin de semana se irá a visitar a su madre, no te preocupes, Flounder.

 

Disney-Characters_Weekend_-Zazu

Tener que cantar para Scar es algo así como la mejor razón para desear oprimir el botón de adelantar hasta que llegue el día en que puedes dormir hasta tarde y holgazanear por ahí.

 

En fin, los motivos para sentir una imperiosa necesidad de que llegue el fin de semana pueden ser muchos, pero los días que faltan para que llegue… ¡nunca serán más de cinco!