Publicidad

Lecciones de vida de El Libro de la Selva

El clásico de Disney no es solamente una película divertida, también es una fuente inagotable de sabiduría.

 

No hay dudas, El Libro de la Selva es una de esas historias que nunca pasan de moda. Tiene todo lo que podrías desear: personajes adorables, canciones pegajosas y un orangután bailarín. Pero ¿quién se hubiera imaginado que un grupo de animales y un cachorro humano llamado Mowgli nos enseñarían tantas lecciones de vida? Seguramente nadie y, sin embargo, aprendimos muchas de ellas.

 

Recuerda: “Busca lo más vital nomás”

Baloo-and-Mowgli-in-the-river-in-The-Jungle-Book

Esta canción de la jungla está llena de frases sabias sobre la vida. Aprecia el mundo a tu alrededor, incluso las cosas tan chiquitas como las abejas zumbando entre los árboles mientras hacen miel para ti. Y una cosa más: “olvídate de la preocupación”.

 

Baila como si nadie te estuviera viendo

Baloo-and-King-Louie-dancing

Este consejo funciona metafóricamente para dejar que tu personalidad brillar en todo momento. Pero también funciona literalmente. A veces, simplemente necesitas dejar todo lo que estás haciendo y ponerte a bailar (lo cocos y otros accesorios son opcionales).

 

Siempre mira directo a los ojos

Kaa-and-Bagheera-in-The-Jungle-Book

En la vida real, es señal de respeto. En el Libro de la Selva, era necesario para ser hipnotizado por una serpiente.

 

Nunca te des por vencido

Mowgli-and-the-vultures-in-The-Jungle-Book

No importa cuántos obstáculos encuentres en el camino, recuerda que para eso tienes amigos. Levanta la cara, Mowgli, ¡arriba el ánimo!

 

Ríete constantemente

Mowgli-laughing

Una buena carcajada puede cambiar tu humor por completo. Es un gran remedio para el alma.

 

Ten cuidado en quién confías

Kaa-singing-Trust-in-Me-in-The-Jungle-Book

Fíjate bien, nunca confíes en una serpiente que trata constantemente de hipnotizarte.

 

Puedes contar con tus amigos

Mowgli-and-Baloo-hugging-in-The-Jungle-Book

Los amigos te ayudarán a transitar la vida (sobre todo si estás en la jungla). Ellos te enseñarán muchas cosas como esta: “cuando tomas un fruto con espinas por fuera y te pinchas la mano, te pinchas en vano”.

 

Lo correcto no es siempre lo más fácil de hacer

Baloo

El mejor amigo del hombre debe saber cuándo dejar que el hombre se vaya. ¿Recuerdas esta escena? Difícil contener las lágrimas.

 

Finalmente, una lección muy especial cortesía de Mowgli:
No utilices tu cabeza para abrir un coco

Mowgli-trying-to-open-a-coconut