Publicidad

7 razones por las que todos somos Gerald

Y no lo decimos porque nos hayan crecido aletas…

Gerald es uno de los mejores animales del mundo y tenemos muchas razones para justificar semejante afirmación. Es muy fácil relacionarse con este lobo marino de Buscando a Dory porque quiere divertirse como cualquiera de nosotros y en vez de quejarse y seguir las reglas, él hace sus propias reglas. Por eso, aquí hay algunas razones por las que creemos que todos somos tan Gerald que queremos ponernos aletas.

1- Ama las rocas calientes y el sol.

1

Todos adoramos estar bajo el sol, especialmente con amigos… Además, podemos saber lo que siente ser echado de la roca: nosotros también tenemos al menos un amigo que no comparte nada.

2- Tiene metas.

Él quiere estar arriba de esa roca y no parará hasta conseguirlo. ¿Quién no tiene un sueño? ¿Quién no quiere ser el rey de su roca?

3- No abandona sus sueños.

Los desafíos no le producen pesadillas. Se mantiene firme y buena onda porque está seguro de lo que puede conseguir.

4- Cuida sus posesiones más preciadas.

2

Aunque algunos solo vean un simple balde verde, él es un sabio porque sabe el verdadero valor de ese balde verde. Todos tenemos un objeto preciado que vale muchísimo para nosotros, aunque el resto no lo entienda.

5- Planea el camino a seguir para alcanzar sus metas.

Sabe que a veces es necesario ser constante y hacer sacrificios para cumplir un sueño. Por eso, entiende que él debe entregar su balde para subir a la roca.

6- Gerald cumple sus metas.

¡Y finalmente se sienta en la roca! Tal vez no consiga hacerlo durante mucho tiempo, pero lo hace y eso es lo importante. La próxima vez que cumplas con una meta, disfruta de ella chocando tus manos como aletas.

7- GERALD ES LA META.

Mantiene la calma, tiene humor y trabaja para que todos estén unidos. ¿Quién no querría ser como él? Gerald somos todos, Gerald es el pueblo. ¡Hagamos camisetas con su cara! ¡Usemos baldes verdes!

Ahora sé buenito y cuéntanos por qué adoras a Gerald.