Publicidad

Querido yo del pasado: las películas Disney te enseñaron muchas cosas

Nuestra versión adulta quiere decirle algo a los niños que fuimos.

Querida versión niño de nosotros mismos que rebobinaba los VHS para volver a mirar sus pelis favoritas:

Ahora que estamos más viejos y sabios (o algo así), hay algunas cosas que queremos decirte.

Primero, no dejes de creer en la magia…

1

… y no temas pedirle un deseo a una estrella.

2

La vida te presentará muchos desafíos, pero recuerda que lo que necesitas tiene el hábito de aparecer cuando menos te lo esperas.

3

Las sorpresas pueden ser muy buenas, por lo que debes estar abierto a las nuevas experiencias. No temas probar nuevas cosas….

4

… o conocer nuevas personas…

5

… o aprender nuevas lecciones…

6

… o visitar nuevos lugares…

7

ESCUCHA A TU CORAZÓN

8

¡SIGUE TUS SUEÑOS!

9

No escuches a los pesimistas (te encontrarás con muchos). Dedícate a trabajar duro, ¡muy duro!

10

Y mientras intentas hacer todo esto con tus mejores habilidades, siempre sé tu mismo.

11

Después de todo, solo hay un solo TÚ.

12

Oh, y recuerda divertirte mucho a lo largo del camino. ¡Busca tiempo para jugar!

13

Nunca pierdas tu capacidad de asombrarte como un niño.

14

Tendrás mucha tiempo para ser un adulto, pero de todas formas, es como dice Walt: “Los adultos son solo niños crecidos”.

15

Una cosa más: no importa cuántos cumpleaños hayas celebrado, nunca eres tan viejo como para dejar de disfrutar de tu película Disney favorita.

16

Con amor,

Nosotros, los que estamos un poco más viejos, un poco más sabios y que ahora ya no tenemos que rebobinar las pelis para mirarlas otra vez.

(Sí, amerita una lagrimita disimulable).

Publicado el: 6 Octubre, 2016

Categorizado como: