Publicidad

11 señales de que te estás convirtiendo en un personaje Disney

Estos puntos explicarán por qué están sucediendo cosas tan extrañas.

Todos se preguntan qué te sucede pero no consigues explicarlo. Estás cambiando, lo sabes, pero no entiendes por qué. Para ayudarte a atravesar por este camino de transformación, hemos creado este lugar seguro para que conversemos y explicarte que no hay nada malo contigo, sino que simplemente te estás convirtiendo en un personaje Disney… Y ESO ES LO MÁS GENIAL DEL UNIVERSO.

Mira estas señales, explicarán de qué estamos hablando.

1- Te persiguen los animales.

1

No, no hablamos de tu perro, sino de animales salvajes como ardillas, búhos y ratones. Es como si de repente vivieras en el medio del bosque.

2- Has estado teniendo ideas locas.

2

Gracias al amor de Walt no somos Gastón y aprobamos por completo tus nuevas ideas.

3- Al menos una alfombra voladora ha pasado por tu ventana.

3

Ojalá no hayas roto la nariz de ninguna escultura al pasar semejante sorpresa.

4- Levantar cosas por encima de tu cabeza es tu nueva costumbre.

4

Libros, bebés, platos, cachorros…

5- Te pones a cantar en todo momento.

5

Ahora tu vida parece estar musicalizada por un gran soundtrack con orquestas. ¡Y te encanta!

6- La mayoría de tus problemas se resuelven en 90 minutos.

6

Este es uno de los grandes beneficios de convertirte en un personaje Disney. Nada de quedarse dormido pensando en cómo resolver tus grandes dilemas… iuuujjuuuuu.

7- Has crecido de golpe.

7

Lo que no tiene sentido considerando que ya tienes más de veinte años y no has comido ninguna cosa mágica.

8- Estás mucho tiempo en el bosque últimamente.

8

No tienes ni idea cómo es que terminas allí pero nosotros podemos decirte que definitivamente tiene que ver con el hecho de que te la pasas cantando y bailando.

9- Todas las personas que conoces son príncipes o princesas. 

9

Oh la la, pero qué fortuna para ti. Tu vida sí que se puso de película.

10- Perdiste un zapato.

10

Estabas convencido de que los tenías puestos, pero rápidamente te acostumbraste a andar descalzo por la vida.

11- Tu barrio se convirtió en un sitio muy frío.

11

El clima se hizo eco de tu transformación y comenzó a bajar la temperatura. ¿Y CÓMO PUEDE SER QUE ESE MUÑECO DE NIEVE ESTÉ CAMINANDO POR TU CUADRA? ¡Y CON ANTEOJOS DE SOL!

Sabemos que este puede ser un momento confuso pero todo va a estar bien, ¡será asombroso!

Publicado el: 6 diciembre, 2016

Categorizado como: