Publicidad

¡Oh sí! Remy es nuestro animal espiritual

No nos volvimos locos, ven a ver de qué estamos hablando.

Qué es un animal espiritual se estarán preguntando… Esta es la imagen de una familia, de un clan y aquí en Oh My Disney somos una gran familia y hemos decidido darle a Remy este título por dos cuestiones: porque adora la comida y porque siempre persigue sus sueños, ¡como nosotros!

Déjanos explayarnos…

Tiene un gran gusto a la hora de elegir hogar.

1

Él vive en París y podemos coincidir en que este es un sitio hermoso, muy chic y lleno de estilo. Y bueno, aunque no vivamos en París, sin dudas nos encantaría.

Es muy creativo a la hora de resolver problemas.

2

Siempre piensa fuera de la caja, de la habitación, ¡fuera de todo! Y nosotros una vez nos enfrentamos al dilema de ordenar helado o brownie… ¿qué hicimos? ¡Pedimos ambas cosas!

Es un gran amigo.

3

Remy pone los intereses de quienes ama por delante de los suyos. Nosotros les prestamos nuestras películas a nuestros amigos. Si eso no es ser un gran compañero, nada lo es… ¡¡podrían rayarlas!!

Puede manejar a los seres humanos.

4

Bueno, claramente no podemos hacerlo… a menos que demos muchas explicaciones, pero sí podemos decir que definitivamente querríamos hacerlo.

Ama la comida.

5

Él disfruta los pequeños placeres de la vida, entre ellos, LA COMIDA y nosotros estuvimos degustando unas ricas delicias con cara de Mickey hoy mismo por lo que no hay nada que agregar…

Nunca se rinde.

6

Lucha por sus sueños y nunca los abandona. Eso es lo que hacemos nosotros cada vez que proponemos ideas locas y después debemos mover cielo y tierra para llevarlas adelante.

Ama a su familia.

7

Haría todo por su familia y nosotros también. *Alerta de momento tierno y abrazos de equipo*.

Habla con un fantasma que nace de su subconciente.

8

Remy mantiene largas conversaciones con el fantasma de Gusteau. Nosotros nos la pasamos hablando solos o incluso mirando a nuestro alrededor preguntando a los gritos “¿Qué idea le gustará más a Walt?”

Es tierno.

9

Es adorable, ¡miren esa carita! En esto deberán confiar en nuestra palabra y creer que nosotros también podemos ser tiernos y adorables. Lo juramos.

¿Cuál crees que es tu animal espiritual? Está bien, puedes decir Remy.