Publicidad

11 personajes que nos inspiran a ser geniales como ellos

¿Si una animador nos dibujara tendríamos sus poderes?

A pesar de que ahora ya somos grandes y nos hacemos los “ay esas películas son para niños” lo cierto es que las seguimos mirando y seguimos sintiendo las cosquillitas que nos generaron siempre cada una de estas historias.

1) Remy

Nada hace que este pequeño ratoncito francés abandone su sueño de ser un gran chef. Ojalá cocinaramos así. 

2) Winnie Pooh

Nos enseña que las cosas más sencillas de la vida son las que más felices nos hacen. 

3) Tigger

Él es una bola de energía que ama ser quien es y motiva al resto a aceptar quienes son. 

4) Rapunzel

Ella nos hizo entender que vale la pena arriesgarse a salir de nuestra zona de confort, porque eso es lo que nos va a permitir caminar hacia nuestras metas.

5) Mérida

Tomó el control sobre su destino para desligarse de los mandatos familiares y vivir la vida a su estilo. GENIA.

6) Hércules

Nos demostró que no siempre es sencillo llegar a donde queremos ir y que a veces eso que creemos querer, no termina siendo lo que verdaderamente necesitamos. Solo necesitamos seguir a nuestro corazón, incluso si eso implica abandonar el Olimpo por amor.

7) Tiana

Es una fuerte mujer que siempre supo que para conseguir su meta debía ser ella quien debía trabajar duro… ¡y lo hizo! Adoramos su voluntad y, como Remy, su habilidad para cocinar.

8) Pepe Grillo

Además de ser un eterno optimista, es un excelente amigo y confidente que sabe dar los mejores consejos, incluso en las situaciones más difíciles.

9) Mufasa

Suena absurdo tener que aclarar por qué es un ídolo, pero aquí va: Mufasa es un gran líder y enorme consejero, ya que es quien consigue dar una de las grandes lecciones que todos podemos recibir “recuerda quién eres”.

10) Mulán

Es el ejemplo perfecto de girl power. Para salvar a su padre se lanza a una misión en la que sabía que jamás la aceptarían, pero en el camino no solo se convirtió en una gran guerrera sino que salvó a su país.

11) Dory

¿La vida se pone complicada? No importa: ¡sigue nadando como nos enseñó Dory! Este lema deberíamos tenerlo pegado en la frente, chicos.

¿Qué opinas tú? ¿Qué otro personaje sumarías?