Publicidad

Vimos a Baymax en la vida real ¡y fue asombroso!

Conoce los 9 pensamientos que tuvimos al conocerlo.

Si hay un impuesto que pagaríamos con gusto es el del servicio de salud de Baymax… ¡nadie nos hace sentir tan cuidaditos como él! Ahora, el mullido personaje de Grandes Héroes viajó desde San Fransokyo al sur de California para sorprender a las personas (e incluso a los perros) que caminaban por la zona.

Tuvimos que resistirnos MUCHÍSIMO para no ir corriendo y tirarlo al piso de un abrazote.

Estos son los nueve pensamientos que tuvimos al verlo:

1) QUEREMOS UN BAYMAX EN NUESTRA VIDA. No, perdón, no queremos… NECESITAMOS.

2) Los amigos que estén cubiertos de polen nos harán estornudar… es inevitable.

3) No Baymax, no eres rápido, pero eso solo te hace ver aún más adorable de lo que eres.

4) Burbujas, queremos burbujas todo el tiempo. ¿Podremos trabajar rodeados de burbujas?

5) Definitivamente queremos jugar fútbol con Baymax, aunque tal vez lo mejor sería mandarlo al arco…

6) BURBUJAS, MÁS BURBUJAS.

7) Abrazo, Baymax, por favor. Debe ser lo más genial del mundo apretujarlo de amor.

8) Las habilidades de Baymax en el breakdancing son excepcionales, sin dudas, mucho mejores que las nuestras.

9) Gracias por avisar amigo, definitivamente controlaremos la cantidad de sal que consumimos.

¿Conclusión?

Necesitamos un Baymax en nuestra vida… aunque sea un muñeco en la biblioteca… un peluche… ¡una almohada! ¿Un llavero? ¿Algo?