Publicidad

¿Cómo ser un Jedi en la oficina?

El lado oscuro mejor se lo dejamos a los jefes…

Vamos a ponernos serios. Sí, basta de gifcitos, chistes fáciles y todo eso. Vamos a usar nuestros conocimientos peliculísticos para algo importante: SER UN JEDI. No, no es chiste. El tema es este… somos “adultos”. Tenemos responsabilidades, ya sea en la universidad o en el trabajo y, aunque a veces nos dejemos llevar por el estrés, lo cierto es que queremos ser buena gente.

Y los Jedi son buena gente.

Por eso, de cara al estreno de Star Wars: Los últimos Jedi venimos aquí a educarte sobre la ciencia del lado luminoso de la Fuerza. Toma nota, pequeño padawan.

1) Usa auriculares.

Por favor, no todos quieren escuchar tu música TODO EL DÍA. Haz el bien. Esta regla también corre para los Jedi del transporte público.

2) Cubre a tu compañero.

Si alguien se fue de vacaciones o está enfermo, puede que necesite que lo ayudes con los temas urgentes. Eso se llama EQUIPO.

3) Cambia el rollo de papel higiénico si se acaba.

Los baños de las oficinas los usan todos los empleados, solo los Sith no dejan un rollo nuevo cuando se les termina.

4) Sé un buen piloto.

Un Jedi decente trabaja a la par de sus compañeros. Si te toca estar a cargo de un proyecto, no te hagas el mandón.

5) No te robes los bolígrafos ajenos.

Nada peor que necesitar tus materiales y no saber dónde están porque alguien te los quitó… horrible.

6) Defiéndete cuando sea necesario.

A veces hacer el bien es poner mala cara y defender tu punto de vista. Un Jedi siempre lucha por lo que cree.

7) No te comas la comida ajena.

ESA COSTUMBRE DE TOMAR LA COMIDA AJENA DE LA HELADERA ES MALDAD NIVEL KYLO REN.

¿Qué más decir? Queremos ser un Jedi.