Publicidad

Han Solo debería ser tu modelo a seguir y podemos probarlo

Su exceso de buena onda ya es una buena justificación.

El estreno de Han Solo: Una historia de Star Wars nos tiene a todos rugiendo cual Chewbacca emocionado. Pero más allá de que todos adoramos al wookiee más genial del cine, debemos decir que el hombre que le pone el título a la película nos genera ese fanatismo de “eres nuestro ídolo, queremos ser como tú”.

Las razones para afirmar este punto son bastante variadas…

Por ejemplo: Es un hombre súper decidido.

Está convencidísimo de que será el mejor piloto de la galaxia y le creemos, porque si lo dice tan serio, debe ser verdad.

Su look es TODO

Nada que ver con la razón anterior, pero aun así es una verdad innegable. Aquí es como si viviéramos golpeándonos la cabeza contra el peine… es incomprensible… SOMOS GENTE ADULTA, QUÉ NOS PASA.

 Es un gran amigo

Sabe muy bien de qué va eso de acompañarse en las buenas y en las malas, y lo respetamos por ello #HayEquipo

Le pone humor a la vida

Especialmente cuando casi consigue que a sus amigos se les explote el corazón del susto… Nos encantaría saber aplicar el humor, lo venimos intentando, pero no nos sale ni por casualidad.

Siempre está para darle una mano a quien lo necesita.

En especial, si ese alguien está por caer al precipicio…

Nosotros no solo queremos poder estar para quienes lo necesiten, sino que también queremos tener suficiente fuerza para agarrar a Chewie así sin que se nos caiga.

Se hace el seductor, pero con Qi’Ra le tiemblan las rodillas.

Esa combinación entre ser carismático y a la vez ser un amorcito, nos parece fascinante. Eres nuestros norte, Han.  Ya nos haces hablar mal… estamos escribiendo cualquier cosa.

Sabe lo que quiere y lucha por ello

Él hace lo que quiere. Nosotros dijimos “queremos hacer notas geniales” y estamos en ello, nos está costando… Contágianos un poco Han, no seas malo.