Publicidad

Fuimos a Toy Story Land… y ahora somos niños otra vez

ATENCIÓN: el nuevo parque de diversiones de Toy Story te quitará muchos años de encima, es inevitable.

Por fin: fuimos a Toy Story Land y fue EL MEJOR DÍA DE NUESTRAS VIDAS. Como fans de Toy Story siempre quisimos jugar en el patio y la habitación de Andy, tú sabes de lo que hablamos. Ese sueño se nos cumplió en el momento en que pusimos un pie en Toy Story Land y una catarata de emociones, desde el entusiasmo extremo hasta la nostalgia nos invadió.

Hay tantas cosas para ver, tantas referencias a la peli y a los juegos que jugábamos de chicos… no importa la edad que tengas, cuando ingreses al parque te sentirás como uno más de los juguetes de Andy, y eso es increíble.

Esto fue lo primero que vimos al llegar: suficiente para hacernos temblar de emoción.

Woody nos da la bienvenida a Toy Story Land. Lágrimas, risas y más lágrimas.

Caminamos un rato más tratando de ver cada detalle de Toy Story Land. Si te fijas bien, ¡en el suelo se puede ver la huella de Andy!

Son este tipo de detalles los que nos derriten el corazón.

Obviamente que tomamos un montón de fotos mientras recorríamos Toy Story Land, y no nos arrepentimos para nada ¡quisiéramos haber tomado aún más!

Fíjate en esta vincha tipo alien:

Y esta es de Slinky, ¿acaso no es lo máximo?

¿De qué está hecho este banco? ¡Sí, de palitos de paletas!

Y por supuesto que no podía falta la icónica pelota de Pixar.

Nos detuvimos en el Woody’s Lunch Box, un puesto de comida genial en donde probamos los “Totchos”, una combinación de tots y nachos. Solo en un lugar tan maravilloso puede existir algo así, nuestro nuevo bocadillo favorito.

Después de explorar llegó la hora de subirnos a los juegos mecánicos, como el Slinky Dog Dash, ¡que es increíblemente divertido!

La diversión comienza antes de subir al juego, en la fila de ingreso encontrarás a muchos de tus juguetes favoritos y muchas referencias a Toy Story, incluyendo este dibujo.

Siguiente juego: nos fuimos directo al Alien Swirling Saucers. Claro que dijimos “OooOOOooo , la gaaarraaaa” mientras tomábamos esta foto, ¿cómo puedes dudarlo?

Así se ve el juego por dentro, y ¡así de divertido es!

Y por supuesto que no pensábamos irnos sin dar una vuelta en uno de nuestros juegos favoritos: el Toy Story Mania!

Acto seguido nos fuimos a buscar a nuestros personajes favoritos, nos encontramos con Buzz Lightyear y… ¡Qué emoción! ¡Hasta hizo su pose clásica de “Al infinito y más allá” con nosotros!

También nos encontramos con Woody, y, al saludarlo… lágrimas y risas otra vez, ¡te amamos Woody!

Acá está Woody celebrando la apertura de Toy Story Land… ¿Woody celebra estilo Messi o es nuestra imaginación?

El día llegó a su fin en Toy Story Land, y nosotros nos sentíamos como niños que habían viajado al pasado para jugar con sus juguetes favoritos. Tan solo mira nuestras caras, lo dicen todo:

Gracias a los Imagineers de Walt Disney y a todos aquellos que hicieron posible Toy Story Land, ¡fue una experiencia mágica que no podemos esperar a repetir!

Toy Story Land está en Disney’s Hollywood Studios, en Walt Disney World, no te lo puedes perder.