Publicidad

Llorar con “El Rey León” es normal y te explicamos por qué

Ni te gastes en contener las lágrimas.

La nueva versión de El Rey León nos recordó algo que todos intentamos reprimir: la imposibilidad de dejar de llorar con esta película. Cansados de esta lucha, decidimos abrazar nuestra sensibilidad y enumerar todas las razones por las que está perfecto hacerlo. Dejaremos que fluyan las emociones y listo. 

Simba bebé

Su ternura es tan intensa que nos hace explotar, es demasiado. Ya lo vemos nacer y chau, lágrimas.

Ciclo sin fin

Escuchas los primeros sonidos, ves el sol salir en el horizonte… Es imposible que semejante arte no emocione.

Las palabras de Rafiki

Él es como nuestro gurú espiritual, siempre sabe qué decir, siempre te ayuda a recordar quién eres… Siempre está y esa lealtad es preciosa.

Esta noche es para amar

Después de toda una infancia juntos se reencuentran y se enamoran mientras cantan la canción más romántica de la historia. Un poquito de envidia, pero hermoso al fin. Encima la versión en inglés es interpretada por Donald Glover y Beyoncé. No podemos pedir más.

Esta amistad

El trío nunca terminó. Juntos aprendieron a superar los malos momentos y disfrutar de una vida sin preocupaciones. Son los mejores amigos del mundo y queremos bailar el hula con ellos. Hakuna Matata, hermanos.

Simba reclamando las praderas

Te abrazaremos por absoluta y completamente toda la eternidad.

Eso que pasa que ni siquiera podemos mencionar

¿Estamos todos de acuerdo con que nadie ni nada nos hizo llorar tanto como Mufasa? ¡Cómo no va a estar bien deshidratarse con esta película! Su destino, sus palabras, es todo demasiado…es devastador y a la vez tan hermoso que hasta desconfiamos de quien no llora. 

Los reyes del pasado nos miran desde las estrellas😪

El Rey León, siempre en nuestro

Publicado el: 17 julio, 2018

Categorizado como: